¿Quienes somos?

Los Misioneros Consagrados del Santísimo Salvador somos una asociación pública y clerical de fieles con miras a convertirse en Instituto de Vida Consagrada.

Nuestra comunidad está conformada por sacerdotes y hermanos religiosos-y-seminaristas, los cuales nos distinguimos por llevar una vida conteplativo-misionera. Lo anterior significa que dedicamos una buena parte de nuestro tiempo a la vida de la oración, estudio y trabajo, pero también dedicamos otro tiempo considerable al apostolado. En nuestras Constituciones y Estatutos se define este estilo de vida con la expresión latina “contempláta aliis trádere” (lo cual significa: “transmitir las cosas contempladas”). Esto es así porque nuestro fin es empaparnos del conocimiento, de la sabiduría y del amor de Dios para luego ir y transmitírselos a los más pobres y abandonados, especialmente a los marginados, y así ayudarlos a formar parte del Reino de nuestro Señor.

Pero hay otra cosa esencial que nos caracteriza. Los Misioneros Consagrados del Santísimo Salvador seguimos la espiritualidad y el carisma que Dios inspiró en San Alfonso María de Ligorio, Obispo y Doctor de la Iglesia, Patrono Celestial de Moralistas y Confesores. Este carisma a su vez nos fue transmitido mediante la guía, las enseñanzas y el ejemplo de vida de nuestro fundador el Rev. Padre Pablo Straub, C.Ss.R. (de felicísima memoria).

Los Consagrados del Santísimo Salvador tenemos presencia permanente en la Diócesis de Iztapalapa (Ciudad de México), en la Diócesis de Cancún-Chetumal (Quintana Roo, México), en la Diócesis de Estelí (Nicaragua), y en la Diócesis de León-Chinandega (Nicaragua).